Finanzas Personales

¿Qué es la salud financiera y cómo cuidarla?

La salud financiera es un proceso por el puedes conseguir el bienestar personal, familiar y empresarial ¡Conoce cómo alcanzarla!

Anuncios

¿Qué se entiende por salud financiera?

Conoce los indicadores de una economía que goza de salud financiera
Conoce los indicadores de una economía que goza de salud financiera (Source: Pexels)

La salud financiera es el bienestar conseguido por una persona, familia o empresa gracias a una óptima gestión de las finanzas que administra.

Este concepto cobró gran importancia en los últimos tiempos y se lo utiliza con frecuencia para considerar el equilibrio necesario de la economía tanto de las personas como de entidades.

Una economía sana implica que es capaz de funcionar bien ante cualquier imprevisto, tiene equilibrio entre sus cuentas (gastos e ingresos) y puede ser previsible para establecer metas para el futuro.

De esta manera, la salud financiera supone que diferentes variables se presenten de forma armoniosa, siendo algunos de sus indicadores: el balance positivo de tu presupuesto, el pago de compromisos financieros a tiempo, la construcción de un fondo de emergencia, una cantidad de ahorros mensuales, etc.

En la actualidad, saber manejar el dinero es tan importante como atender nuestras necesidades físicas o mentales. Si nuestra economía esta desbalanceada y nuestro dinero se fuga en gastos o deudas, nuestro sistema nervioso también sufre.

Por lo tanto, los especialistas elaboraron este término para construir una serie de premisas que ayuden a todo aquél que lo necesite a orientar sus finanzas en el camino del bienestar financiero.

¿Cómo se mide la salud financiera de una empresa?

Existen indicadores y métricas precisas para medir el bienestar financiero de una empresa
Existen indicadores y métricas precisas para medir el bienestar financiero de una empresa (Source: Pexels)

De acuerdo con los especialistas en economía y finanzas, la salud financiera de una empresa se puede medir a través de cuatro áreas: liquidez, solvencia, rentabilidad y eficiencia operativa. No obstante, de todas estas variables la que más nos ayuda a conocer el estado de salud de una empresa es el nivel de rentabilidad.

  • La liquidez está relacionada a la cantidad de dinero en efectivo y activos que pueden convertirse rápidamente en efectivo que tiene una empresa. Este dinero es el que sirve para administrar las deudas y pagos cotidianos. Si una empresa tiene la suficiente liquidez para manejar sus deudas a corto plazo, pagar salarios, comprar lo necesario y pagar servicios, es que puede mantenerse equilibrada a corto plazo.
  • La solvencia implica que las deudas que pueden pagarse a corto plazo, también pueden cumplirse de forma continua. De esta manera, la solvencia puede medirse al establecer un balance entre el nivel de endeudamiento y los activos en conjunto con el patrimonio de una empresa.
  • La eficiencia operativa está vinculada a la gestión y administración a largo plazo de una empresa. Esta es fundamental para conseguir el éxito financiera. Sin una buena gestión, cualquier negocio es propenso al fracaso.
  • La rentabilidad es el factor primordial de toda salud financiera. Hay empresas que sobreviven años sin ser rentables pero el fin último de una compañía es que se rentable, que genere ganancias y las mantenga.

¿Cómo se mide el bienestar financiero en las personas?

Conoce tu propia situación y modifícala hacia el camino de la salud financiera
Conoce tu propia situación y modifícala hacia el camino de la salud financiera (Source: Pexels)

Según los especialistas en finanzas personales, existen algunos indicadores que nos permiten conocer el estado de la salud financiera de una persona. A continuación, te detallamos cada uno de ellos:

Gastar menos de lo que se gana

Esta es una regla de oro: gasta siempre menos de lo que ganas. Nadie puede sostener a largo plazo una economía que adeuda dinero de manera estructural. La única solución a esta situación es endeudarse. Por lo tanto, no es realmente una solución a largo plazo.

Tampoco puedes gastar el total de tus ingresos. Esta situación te cargará de estrés y cualquier tipo de situación imprevista podrá complicar tu situación de forma crítica. Por ejemplo, un gasto de salud extra, la necesidad de una mudanza, la avería de algún electrodoméstico, etc.

De esta manera, la única forma de mantener tu salud financiera a largo plazo es tener un balance positivo en tu presupuesto. Esto lo lograrás sólo gastando menos de los ingresos que entrar en tu economía, sea personal o familiar.

Pagar las facturas a tiempo y en su totalidad

Pagar a tiempo es la mejor forma de cuidar nuestra salud financiera
Pagar a tiempo es la mejor forma de evitar gastos innecesarios (Source: Pexels)

El pago en tiempo y forma de nuestros servicios y deudas es un importante indicar de nuestra salud financiera.

Primero, porque nos indica que podemos hacerle frente a nuestros compromisos financieros. Segundo, pagar a tiempo hablará de nuestra buena gestión ya administración de nuestro dinero. Y por último, demostrará que somos inteligentes a la hora de evitar gastos innecesarios y ahorrar.

Recuerda que, los créditos que no se pagan a tiempo acumulan intereses que deberás pagar con moras y penalidades. Estos intereses moratorios se calculan sobre el dinero que debiste haber pagado y hacen que tus deudas crezcan exponencialmente.

Además, tener un mal comportamiento de pago puede tener consecuencias para tu futuro. Muchas de las entidades o empresas de servicio reportan al Buró de crédito el comportamiento de pago de sus usuarios. Por lo tanto, no pagar a tiempo tus servicios y deudas puede llevarte a aparecer en sus reportes con una mala calificación. En consecuencia, no podrás acceder a nuevos productos o servicios financieros.

Tener suficientes ahorros en productos financieros líquidos

Poder contar con un fondo de dinero en efectivo, es importante ante cualquier eventualidad (Source: Pexels)

Los productos financieros líquidos son aquellos que nos permiten obtener el dinero en efectivo de forma rápida y fácil. Tener ahorros en productos líquidos, es otra de las buenas señales de bienestar financiero.

Por ejemplo, las cuentas de ahorro son un producto en el que podemos acumular nuestros ahorros y disponer del dinero cuando nosotros queramos.

La principal ventaja de estos productos es que puedes disponer del dinero sin problemas de forma total o parcial, cuando quieras, donde quieras.

Otros productos con esta característica son los fondos de inversión (siempre que no sean garantizados) y las acciones. La diferencia es que, en estos último productos, existe el riesgo de perder nuestro dinero.

Poseer suficientes ahorros o activos a largo plazo, otro indicar de bienestar financiero

Guardar tus ahorros en cuentas de alta rentabilidad es una forma de cuidar tu bienestar financiero.
Puedes guardar tus ahorros en cuentas de alta rentabilidad (Source: Pexels)

Existen cuentas de ahorro remuneradas que nos permitirán tener nuestros dinero generando beneficios y, al mismo tiempo, contar con el dinero disponible para cualquier eventualidad.

Estos productos financieros están disponible en las principales entidades bancarias, así como también. en los neobancos.

También, pueden interesarte las cuentas nómina de alta rentabilidad. Esta es otra forma de rentabilizar tus ahorros y disponer de liquidez.

Tener un nivel de deuda sostenible, es necesario para cuidar tu salud financiera

Tener previsibilidad y contar con el dinero para el pago de tus deudas, es esencial para mantener tu salud financiera
Tener previsibilidad y contar con el dinero para el pago de tus deudas, es esencial para mantener tu salud financiera (Source: Pexels)

Una deuda se considera sostenible cuando la persona que la contrajo puede cumplir con todas las obligaciones de pago actuales y futuras sin asistencia excepcional o sin caer en incumplimiento.

Esto supone que la persona lleva un presupuesto estable, en el que se registran sus deudas y tiene los ingresos necesarios para cancelar cada uno de sus pagos.

Además, de estimar que la deuda podrá pagarse de forma constante y a largo plazo, una deuda sostenible también permite que se mantenga el potencial de crecimiento o que avance el desarrollo de la economía personal hacia sus metas financieras.

Contar con un historial crediticio saludable

En esta entidad se registra el comportamiento financiero de todas las personas que contrajeron algún tipo de crédito. (Source: Pexels)

El historial crediticio es un registro que lleva acabo una entidad especializada que contiene toda la información sobre la vida financiera de una persona o empresa.

Esto quiere decir que, todas la acciones que lleves adelante relacionadas con productos financieros quedará registrada. De esta forma, tanto tu buen comportamiento (tus pagos a tiempo, los créditos que hayas terminado de pagar, las tarjetas de crédito que tengas) como los malos (impagos, moras en el pago de los saldos de tus tarjetas, pago mínimo de tus plásticos, etc.)  quedará registrado y formará parte de tu calificación de crédito.

Mediante este registro, es posible determinar la forma en que las personas y empresas se manejan financieramente, su comportamiento de pago y antecedentes de crédito. Esta información es solicitada por las compañías de crédito cuando solicitas un nuevo producto financiero

Algunas forma de conseguir un buen historial crediticio es: tener un buen comportamiento de pago, tener ahorros para responder a cualquier urgencia, no tener muchas tarjetas de crédito, pagar el total del saldo de tu plástico y contar con ingresos mediano o altos. Tener un historial crediticio sano, es tener bienestar financiero.

Tener seguros adecuados

Contrata un seguro para proteger tus bienes y u familia (Source: Pexels)

Todos necesitamos proteger nuestros bienes y a nuestras familias de eventos que pueden surgir en un contexto cambiante y dificultoso, como el actual. Además, nadie está exento de que le ocurra un accidente, una enfermedad o muerte repentina.

No obstante, no todos tenemos los mismos bienes, ni necesitamos de los mismos seguros. El tipo de seguro que elijamos, dependerá de aquello que busquemos proteger. De esta manera, veremos que existen distintos tipos de seguros, desde los que protegen tu vida hasta los que protegen tus bienes de accidentes o catástrofes.

Principalmente, los seguros pueden clasificarse en 3 tipos:

  • Personales: En este caso el objeto protegido es la persona. La compañía aseguradora resguarda al beneficiario ante cualquier evento que le afecte directamente. Estos significa que estarás cubierto ante accidentes, problemas de salud o muerte. Puedes ser: de vida, de salud, accidentes personales, de dependencia.
  • De daños o patrimoniales: Este tipo de seguros protegen el patrimonio de una persona frente a un siniestro, accidente o catástrofe.
  • De prestación de servicios: El seguro de prestación de servicios compromete a la compañía aseguradora a cubrir los gastos en que el beneficiario incurra al utilizar algún servicio. Por ejemplo, pueden ser gastos por problemas legales.

Planificar los gastos para el futuro

Mantén tu salud financiera planificando tus gastos
Mantén tu salud financiera planificando tus gastos (Source: Pexels)

La planificación de los gastos para el futuro implica una serie de acciones. Entre ellas: la creación de un presupuesto (puede ser mensual, quincenal o semanal), el planteamiento de objetivos o metas financieras (puede ser un viaje, concurrir a la universidad, etc.), la mejora de los ingresos para el acceso a nuevos gastos y el balance entre los gastos e ingresos.

De esta manera, tener previsibilidad de nuestros gastos y saber cómo podremos afrontarlos en el futuro, también es un gran indicador de nuestra salud financiera.

Sobre el autor  /  Claudia Gattucci

Claudia Gattucci estudió Ciencias de la Comunicación y escribe sobre finanzas y economía para dar apoyo a quienes necesitan comprender más del mundo financiero ¡Sin dejar de lado su amor por la música y el surf!

Tendencias

content

Buró de crédito: ¿Cuándo eliminan tus deudas?

El tiempo en que el Buró de crédito elimina tus deudas dependerá del monto que alcancen ¡Aquí te decimos cuáles borrará en 1, 2, 4 y 6 años!

Continúe Leyendo
content

Tarjeta Saldazo: ¿De qué se trata?

Obtén una Tarjeta Saldazo y úsala para hacer compras en Tiendas OXXO con descuento. También, te servirá para enviar y recibir dinero.

Continúe Leyendo
content

¿Cómo solicito la tarjeta de crédito Clásica Citibanamex?

Obtén la tarjeta de crédito Clásica Citibanamex, consigue diferir tus compras y acumula Puntos Premia ¡Solicitarla es muy sencillo!

Continúe Leyendo

También te puede interesar

content

¿Cómo solicito el apoyo para madres trabajadoras?

Te contamos qué necesitas y cómo acceder de forma fácil al apoyo para madres trabajadoras ¡Es muy fácil! Conoce los requisitos aquí.

Continúe Leyendo
content

Conoce las ventajas del préstamo online Afluenta

Con el préstamo online Afluenta, solicita hasta $300.000 MN a pagar en hasta 48 cuotas y consigue mejorar tus intereses ¡Conócelo aquí!

Continúe Leyendo
content

¿Qué es el historial crediticio y cómo se construye?

El historial crediticio es un registro que realiza una institución sobre tu comportamiento financiero ¡Toma nota de cómo construirlo!

Continúe Leyendo