Finanzas Personales

10 conceptos básicos para comenzar a invertir tus ahorros

¿Vas a comenzar a invertir en el mundo financiero? Aquí te ofrecemos la terminología básica para que puedas desenvolverte sin problemas.

Anuncios

Conoce los términos básicos para comenzar a invertir

Si estás decidido a comenzar a invertir, lee y analiza los siguientes términos financieros
Estudiar y leer sobre inversión harán que tus rendimientos sean mayores (Source: Pexels)

Si estás decidido a comenzar a invertir, te recomendamos que leas los siguientes 10 conceptos sobre el mundo financiero. Conocer la terminología utilizada es básico para interpretar la información del mercado y seguir las últimas tendencias de inversión.

Primer concepto: Los Activos, imprescindible para entender de finanzas

Para comenzar a invertir, es fundamental conocer términos como "activos"
Las criptomonedas son activos digitales (Source: Pexels)

El primer término que debes conocer es el de “activo”. Este concepto lo encontrarás en numerosas publicaciones sobre finanzas e inversión. Por eso mismo, es importante que sepas de qué se trata.

Un activo es algo que tiene valor o puede generar ingresos. De esta forma, un activo financiero es un recurso (pueden ser monedas, bonos, bienes o servicios) que puede ser tangibles o intangibles pero que genera valor o su propietario espera que le dé rendimientos.

De esta forma, puedes dividirse los diferentes activos de acuerdo a sus características similares. De esta forma, podemos diferencias por clases de activos, entre los que podremos encontrar: Acciones, bonos, criptomonedas, renta fija, materias primas, etc.

Segundo concepto: Las Acciones, un concepto importante para comenzar a invertir

"Acciones" otro gran concepto para conocer antes de comenzar a invertir
“Acciones” otro gran concepto para conocer antes de comenzar a invertir (Source: Pexels)

Las acciones son el activo financiero más conocido y utilizado en la bolsa. Todos hemos escuchado hablar de las acciones de una compañía y cuánto suben o bajan en el mercado. Pero, ¿sabes realmente lo que son?

Una acción representa una parte del valor de una empresa. Por eso mismo, cuando esta empresa crece, también crece el valor de sus acciones.

Esta es una herramienta financiera que genera rendimientos con el tiempo. Al comprar acciones, lo que haces es participar en con tu capital en las empresas, organizaciones, bancos o gobiernos que las emiten.

Las “acciones” también pueden ser llamadas “títulos” o “valores”. Este es un instrumento financiero que emiten las empresas que quieren crecer. De esta forma, las empresas emiten acciones para recibir el dinero de inversionistas y crear o expandir su negocio.

Para darle valor a las “acciones”, se divide el valor total de una compañía.

Hay dos tipos básicos de acciones, las “ordinarias” y las “preferidas”: quien posee las “ordinarias” tiene derecho a votar en temas tales como los objetivos de la empresa y la elección de su directorio.

En tanto, los tenedores de acciones “preferidas” no tienen derecho al voto. Estos inversionistas reciben pagos trimestrales, obtenidos de las ganancias de la compañía.

Los precios de las acciones se determinan por la oferta y la demanda, el mercado de valores y las condiciones económicas, además del rendimiento de la compañía e incluso por las expectativas y emociones del inversionista. Cuando fluctúa el valor de una empresa, el valor de sus acciones cambia.

Tercer concepto: Los Bonos, un término que encontrarás asociado a las deudas

Los bonos son un instrumentos que no debes dejar de conocer si piensas comenzar a invertir
Los bonos son instrumentos de financiación para las grandes entidades (Source: Pexels)

Los bonos son instrumentos financieros emitidos por empresas privadas o públicas que representan el valor de una deuda. De esta forma, el bono es una herramienta que utilizan las grandes entidades para financiarse. Además, es una gran instrumento para comenzar a invertir.

Es muy común escuchar hablar de los “bonos del estado”. Estos son los bonos emitidos por el gobierno de un país y son un instrumento clave para financiar las políticas que se proyectan a futuro..

Esta inversión, te permite conseguir intereses fijos durante la duración del mismo hasta su vencimiento. Por lo general, son emitidos con una duración de entre tres y cinco años.

Cuarto concepto: Liquidez, utilízalo para activos que conviertes en efectivo fácilmente

La liquidez de un activo está relacionada con la cualidad que tienes alguno de estos instrumentos de transformarse de manera rápida en dinero en efectivo. De esta forma, conocer la “liquidez” de un activo nos permite saber si en un corto plazo tendremos la posibilidad de disponer del dinero invertido.

Por lo tanto, si el instrumento o producto financiero  ofrece gran liquidez, significa que ofrece la posibilidad de conseguir el dinero invertido en efectivo a corto plazo y sin pérdidas de dinero.

Quinto concepto:  Los Riesgos, ¿Qué significa asumirlos al comenzar a invertir?

Invertir siempre tiene sus riesgos (Source: Pexels)

El riesgo de una operación financiera es la probabilidad de una pérdida potencial permanente del capital.

Todas las inversiones generan algún tipo de riesgo. Por lo tanto, es importante conocer si estas inversiones son calificadas de “alto riesgo” o de “bajo riesgo”.

Las inversiones clasificadas como de “alto riego” suelen ser las que generan mayores rendimientos. Mientras que, las clasificadas de “bajo riesgo” pueden generar menores ganancias.

A medida que vayamos construyendo nuestro perfil inversor, también sabremos qué tipo de inversiones son las que podemos y decidimos hacer.

Además, estar informados sobre nuestras inversiones, actualizados en las cifras y mantenernos asesorarnos puede ayudarnos a elegir inversiones con buenos rendimientos y bajos riesgos.

Sexto concepto: Diversificación, una estrategia de inversión

Comprar una casa es un tipo de inversión segura, de bajo riesgo (Source: Pexels)

Este es el famoso consejo “no pongas todos los huevos en la misma canasta”. Esto significa que, al invertir en aconsejable repartir la inversión en diferentes activos o instrumentos financieros.

Si bien esta regla no te asegura el éxito, es aconsejable para evitar posibles pérdidas ante una eventual crisis en algún sector de la economía financiera.

Por lo tanto, diversificar tu portafolio significa que debes invertir en diferentes industrias, negocios o activos. Esto es aconsejable de realizar desde el comienzo de tus inversiones.

Además, diversificar te permitirá conseguir tus metas financieras a largo plazo, gracias a la posibilidad que otorga de tener un riesgo controlado.

Séptimo concepto: Horizonte de inversión, evalúa cuál es el tuyo

establece cuál es tu horizonte de inversión
Establece cuál es tu horizonte de inversión (Source: Pexels)

El Horizonte de inversión es el plazo de tiempo que tendrás tu dinero invertido. Es muy importante que un inversor evalúe correctamente el tiempo que puede establecer para dejar el dinero invertido, ya que de esto dependerá (en muchos casos) conseguir o no un rendimiento.

Este tiempo u “Horizonte de inversión” en el que un inversor pone a trabajar el dinero en una inversión, puede ser de tres formas: a corto, mediano y largo plazo.

  • Las inversiones a coto plazo, suelen realizarse priorizando la liquidez del activo. La posibilidad de convertir el dinero en efectivo y la obtención de un rendimiento estable sin que represente un mayor riesgo del capital invertido.
  • Aquellas mediano plazo (de 1 a 5 años) suelen crearse teniendo en cuenta los cambios que pueden sufrir las economías y los precios de los productos financieros.
  • Mientras que, las inversiones a largo plazo (más de 5 años) se realizan cuando se busca generar grandes rendimientos. Esto se realiza, teniendo en cuenta que pueden generarse múltiples variables que puedas poner el capital invertido en riesgo.  

Octavo Concepto:  Cartera de inversión

Una cartera de inversión es un conjunto de activos financieros creados por la inversión de una persona o de una empresa. Cada persona o empresa diseñará su propia cartera de inversiones, ya que dependerá del perfil inversor que de cada una de ellas.

De esta manera, para construir una determinada cartera de inversión habrá que definir primero qué perfil inversor tiene el ahorrador. Para ello, cualquier ahorrador deberá evaluar: cuánto dinero está dispuesto a invertir, en qué plazos de tiempo y qué riesgo está dispuesto a asumir.

Además, la creación de una cartera de inversión está relacionada a la necesidad de diversificar las inversiones, para reducir los riesgos de pérdida.

Como vimos anteriormente, no es aconsejable invertir todo en el mismo activo, en la misma industro o en el mismo sector.

Invertir en distintos activos y llevar una cartera de inversión diversificada puede reducir los riegos de pérdida de nuestro capital invertido si se produce una crisis en uno o más sectores de una economía.

Otro detalle interesante, es que la cartera de inversión también puede ser gestionada por un operador financiero. De esta forma, una persona experta puede llevar adelante las inversiones de otros, en los distintos activos financieros que componen su cartera.

Noveno concepto: Renta fija o variable

Conoce las diferencias entre un tipo y otro de renta (Source: Pexels)
  • Renta fija: Es el resultado del rendimiento de una inversión que se percibe de forma constante a lo largo del tiempo. Además, los activos de renta fija tiene un vencimiento establecido y el rendimiento fijo se genera a través de un interés constante. Los activos de renta fija más comunes son los bonos.
  • Renta variable: La característica del rendimiento de los activos de renta variable, es juntamente que es incierto. Es decir, no podrás saber con antelación si contarás con un rendimiento, tampoco sabrás cuánto será, ni si recuperarás el capital.

Décimo concepto: Volatilidad, una cualidad de algunos activos

El término “volatilidad” se utiliza en el mercado para saber si un activo manifiesta movimientos bruscos en su cotización o cambios de valor. De esta forma, puede pensarse como conjunto de alzas y bajas de la rentabilidad de una inversión en un plazo determinado de tiempo.

Si decimos que una inversión es de alta volatilidad, esto implica que es poco estable. Esto puede derivar en una rentabilidad negativa a corto plazo. No obstante, también es posible que al pasar mucho tiempo genere rendimientos positivos.

Sobre el autor  /  Claudia Gattucci

Claudia Gattucci estudió Ciencias de la Comunicación y escribe sobre finanzas y economía para dar apoyo a quienes necesitan comprender más del mundo financiero ¡Sin dejar de lado su amor por la música y el surf!

Tendencias

content

¿Cómo solicito la Tarjeta Citibanamex Premier?

La Tarjeta Citibanamex Premier puedes conseguirla en 7 simples pasos ¿Quieres saber cómo? ¡Lee esta publicación y descúbrelo aquí!

Continúe Leyendo
content

Tarjeta de Crédito HSBC VIVA: ¿Cómo es?

Con la Tarjeta de Crédito HSBC VIVA, suma puntos por cada compra para tus viajes ¡Consigue beneficios para volar en VIVA, MSI y mucho más!

Continúe Leyendo
content

¿Cómo solicito la tarjeta de crédito Stori?

Solicita la tarjeta de crédito Stori de forma fácil. Sólo necesitas tu INE vigente y tu celular ¡Aquí te decimos cómo continuar!

Continúe Leyendo

También te puede interesar

content

¿Cómo solicito la Cuenta de Bienestar del Banco Azteca?

La Cuenta de Bienestar del banco Azteca podrás solicitarla sólo ante el ente que otorga el subsidio ¡Conoce cómo hacerlo aquí!

Continúe Leyendo
content

Cómo solicitar el préstamo en línea Crediclic

Obtén el préstamo en línea Crediclic, ingresa tus datos en la plataforma digital y consigue las opciones adecuadas a tu perfil de crédito.

Continúe Leyendo
content

¿Qué es el historial crediticio y cómo se construye?

El historial crediticio es un registro que realiza una institución sobre tu comportamiento financiero ¡Toma nota de cómo construirlo!

Continúe Leyendo